martes, 8 de febrero de 2011

No se admiten devoluciones

(Esta sí es una portada chula y no la de John Grant)


Después de una temporada con graves problemas de salud, el viejo Gregg Allman vuelve a la escena musical con un interesante disco titulado "Low country blues".

Que disfruten del tema "Devil got my woman".

14 comentarios:

Rosalía dijo...

Conmigo has acertado de pleno: ¡me encanta!

bsos!

¡qué ilusión! mi palabra de verificación es sushi ... :))

MaeseRancio dijo...

Es que cuando está el apellido Allman por medio...

A ver si cuando yo escriba en tu blog, me sale de verificación "papas aliñás", que me gusta más.

Besos.

Rosalía dijo...

Te he tuiteado hasta la entrada.

Lo de las papas aliñás porque no depende de mí, si no ...

Me acaban de pasar un libro digital gratuito: "El Misterio De La Sábana Santa", de José Manuel García Bautista. Por si alguien quiere que se lo pase.

carrascus dijo...

En realidad yo, desde que Gregg Allman se chivó al FBI sobre los hábitos drogotas de su guardaespaldas, tour-manager y amigo de toda la vida, para librarse él, que es a quien habían pillado... como que su música me la sopla una hartá...

Y al resto de los Allman parece que también, porque le dieron una patá en el culo y lo mandaron al carajo.

Y es que hay cosas que la música no puede compensar.

MaeseRancio dijo...

Gracias por el enlace, Rosalía.
Todavía no tengo ebook, pero pronto espero pillarme uno.
Pásame el libro, ya lo leeré cuando me compre el Kindle. Es que leer en el ordenador es pelín coñazo.

Bueno Don Carrascus, ese es un tema de debate bastante interesante. ¿Se puede separar el hombre del artista?
Yo procuro hacerlo porque como rasquemos un poco en la vida personal de algunos, nuestra lista de músicos, escritores, actores... quedaría reducida a la centésima parte.

carrascus dijo...

Ya... pero es que hay casos y casos... y bueno, lo de que a alguno le caigan los demás mejor o peor es tan subjetivo como que te guste o no alguna música.

MaeseRancio dijo...

Como ya le dije es un tema de debate muy interesante, pero no me refería tanto a caer bien o no, sino más bien que el artista deje de interesar porque haya sido un cabroncete o un auténtico cabrón en su vida.

Por cierto, estoy ahora liado con el directo de Joe Bonamassa, ¿no tendrá usted por ahí su certificado de penales?
:-)

Rosalía dijo...

No es un enlace, me han pasado un pdf ...

Pues yo no me veo con un ebook, la verdad es que no me veo. Cuando tengas el tuyo me dices cómo te va leyendo ahí.

MaeseRancio dijo...

Cuando dije gracias por el enlace, me refería a lo del tweeter... jejeje.

Te mando un correo y me reenvías el pdf, ok?

¿Ebook o libro de papel? Otra discusión que da mucho de si.
Coger un libro de papel, pasar sus páginas, el tacto... eso no lo podemos disfrutar en el ebook.
Claro que el ebook tiene dos ventajas: una el espacio (ya no sé donde guardar libros) y la otra que puedes leer muchos libros de gañote que te bajes de internet.

De momento te puedo hablar un poco del Kindle, ya que le regalé uno a mi hermana por Reyes. Su relación calidad/precio es muy buena. Tiene pantalla de 6', tinta electrónica que no cansa los ojos y consume poquísima batería (solo al pasar de página) y además tiene conexión Wifi.
En fin, que cuando me compre uno casi seguro que es un Kindle.

carrascus dijo...

No se si hablamos de lo mismo, amigo Maese. Yo no digo que haya que separar o no al hombre del artista de una forma objetiva. Yo lo que digo es que cada uno tenemos nuestras fobias debido a la forma en que los vemos, que son totalmente subjetivas. Y un tío como Gregg Allman a mí no me cae nada bien... pero a mí... a los demás puede caerles como quieran. Y cuando alguien, aunque antes me haya gustado, deja de gustarme personalmente, lo que tenga que decir deja de interesarme, aunque lo haga con más o menos arte. Me ocurrió también, por ponerle unos ejemplos de escritores, con Cela y con Umbral...

Sabina podía ser otro ejemplo perfecto.

Y de gente que haya mostrado alguna vez un perfil indeseable, pero que a mí sin embargo me sigue interesando seguir hay muchísimos ejemplos, que seguro que usted conoce.

MaeseRancio dijo...

Aclarado, Don Carrascus.

Y ya que estamos, ¿qué opina usted de los ebooks?

Rosalía dijo...

jajaja Perdona, me pillas espesita hoy ..., ahora te envío el pdf.

El libro (para mí) es demasiado bueno: oler las hojas, pasar las páginas, subrayar las palabras que no conozco y poner su significado, señalar las frases que me gustan para luego pasarlas a un blog ... ¡Si hasta quiero hacerme un ex libris!

Mi trabajo es delante de un ordenador, si también tengo que leer en una pantalla ... me muero.

O sea, mini punto para el de papel, jeje

carrascus dijo...

Pues en realidad soy mucho más partidario de los libros de papel, y por eso aún no tengo ebook, aunque en el disco duro del ordenador tengo muchísimos libros que podría meterle.

Pero sé que tarde o temprano (más temprano que tarde) tendré que hacerme con uno, para poder leer en ratos perdidos, porque entre el blog, el curro, las series, el futbol y el basket... cada vez tengo menos tiempo para sentarme y ponerme a gusto con un libro de los de verdad... y el ebook se lleva encima y se pueden aprovechar muchas más ocasiones...

El futuro, tío...

MaeseRancio dijo...

Pues parece que todos pensamos igual, aunque el ebook esté ahí ya a la vuelta de la esquina.

Es que los tiempos avanzan que es una barbaridad...